Los días previos a la   menstruación   muchas mujeres experimentan cambios en el humor, ansiedad, tristeza, irritabilidad, ganas de llorar, cambios en el apetito, dificultad para dormir, mala concentración y cansancio. Por si fuera poco, estos síntomas pueden ir acompañados de dolores articulares y musculares, de cabeza, retención de líquidos, hinchazón abdominal, sensibilidad en los pechos, acné y estreñimiento o diarrea.   Se trata del   síndrome premenstrual (SPM)  ,  una serie de molestias que sufren tres de cada cuatro mujeres en edad fértil —según los datos de la  Clínica Mayo  (EE. UU.)— "la semana anterior a la regla", explica Mercedes Herrero Conde, ginecóloga de  HM Hospitales  y responsable del portal  Salud sexual para todos .   Son muchas las soluciones alternativas a la medicina que podemos encontrar cuando buscamos cómo tratar estas dolencias. Algunas, incluso, se atreven a asegurar que los medicamentos recetados por ginecólogos pueden llegar a empeorar la situación. Sin embargo, sentencia Herrero Conde, " estos tratamientos son pseudoterapias y no hay evidencias científicas de que funcionen " y añade que al tratarse de "un síndrome tan variable, donde los cambios en los neurotransmisores como la serotonina están presentes, hay que contar con el efecto placebo de los tratamientos".   Dejando a un lado los tratamientos pseudocientíficos, la ginecóloga aporta  algunas recomendaciones que podemos practicar para reducir las molestias .

1. Los días previos a la menstruación muchas mujeres experimentan cambios en el humor, ansiedad, tristeza, irritabilidad, ganas de llorar, cambios en el apetito, dificultad para dormir, mala concentración y cansancio. Por si fuera poco, estos síntomas pueden ir acompañados de dolores articulares y musculares, de cabeza, retención de líquidos, hinchazón abdominal, sensibilidad en los pechos, acné y estreñimiento o diarrea.

Se trata del síndrome premenstrual (SPM)una serie de molestias que sufren tres de cada cuatro mujeres en edad fértil—según los datos de la Clínica Mayo (EE. UU.)— "la semana anterior a la regla", explica Mercedes Herrero Conde, ginecóloga de HM Hospitales y responsable del portal Salud sexual para todos.

Son muchas las soluciones alternativas a la medicina que podemos encontrar cuando buscamos cómo tratar estas dolencias. Algunas, incluso, se atreven a asegurar que los medicamentos recetados por ginecólogos pueden llegar a empeorar la situación. Sin embargo, sentencia Herrero Conde, "estos tratamientos son pseudoterapias y no hay evidencias científicas de que funcionen" y añade que al tratarse de "un síndrome tan variable, donde los cambios en los neurotransmisores como la serotonina están presentes, hay que contar con el efecto placebo de los tratamientos".

Dejando a un lado los tratamientos pseudocientíficos, la ginecóloga aporta algunas recomendaciones que podemos practicar para reducir las molestias.

agua

2. Beber mucho líquido 

Aunque no todas las bebidas valen. La ginecóloga recomienda agua o zumos naturales, no refrescos ni bebidas con cafeína, y mucho menos alcohol. Esto ayudará a reducir algunos síntomas como la distensión abdominal e hinchazón provocada por la retención de líquidos

.

muchas comidas

3. Hacer comidas frecuentes 

Comer cada tres horas, pero no de forma abundante, es el consejo de Herrero Conde. Además, apunta que lo mejor es una dieta equilibrada a base de grano, vegetales y frutas, y evitar las grasas, la sal y el azúcar.

ejercicio

4. Hacer ejercicio aeróbico regular 

Al favorecer la circulación y el retorno venoso, las rutinas de entrenamiento aeróbico ayudan a disminuir la hinchazón, explica la ginecóloga. Además, "aumentan las endorfinas, que generan serotonina y sensación de bienestar".

estres

5. Evitar el estrés 

Según explica la ginecóloga, el estrés puede magnificar el síndrome premenstrual. Para evitarlo o reducirlo, recomienda, probar con ejercicios y técnicas de relajación como el yoga, el tai-chi o pilates.

chocolate

6. Comer un poco de chocolate negro 

El cacao ayuda a aumentar los niveles de serotonina y aliviar las molestias. Eso sí, recuerde que la cantidad máxima recomendada es una onza y de un producto que tenga entre el 95% y el 99% de cacao.

bolsa calor

7. Aplicar calor seco en la zona del vientre 

El calor local ayuda a relajar la musculatura y aporta bienestar. La experta recomienda los sacos de semillas que se calientan en el microondas y desaconseja el uso de mantas eléctricas porque pueden provocar quemaduras en pieles sensibles.

ibuprofeno

8. Medicamentos 

Herrero Conde asegura que en último caso el ibuprofeno puede ser eficaz para el tratamiento sintomático de los dolores en el aparato reproductor interno. Sin embargo, no se debe abusar.