Existen muchos cosméticos que tienen una base natural, aunque lo más frecuente es que sean de origen vegetal. Sin embargo, existe una gama de cosméticos que tiene un origen animal, como los basados en las propiedades de la baba del caracol.

 

El mayor compuesto de la baba de caracol se denomina elicina, que tiene la principal indicación del cuidado de la piel. Esta sustancia tiene esas indicaciones cosméticas referidas al rejuvenecimiento y reparación. Su acción está referida sobre arrugas y estrías, cicatrices de acné y en normalización de las manchas de la piel.

 

La secreción del caracol contiene una serie de propiedades cuyas acciones son reparadoras y exfoliantes. Otras sustancias significativas que contiene incluyen:

 

1. Alantoína: Puede actuar como un estimulante de la epitelización de la piel, por estímulo de la proliferación celular. Ayuda a eliminar las capassuperficiales muertas de la piel, sustituyéndolas por tejidos nuevos. También actúa como agente anti-irritante, ayudando al mantenimiento del buen estado de la piel.

 

2. Proteínas y vitaminas: El caracol obtiene una serie de productos a través de su alimentación vegetal. Las proteínas y las vitaminas (estas últimas gracias a su acción anti-inflamatoria), ayudan a nutrir e hidrataradecuadamente la piel.

 

3. Ácido glicólico: Actualmente, los hidroxiácidos constituyen una de las revoluciones de la cosmética. Aplicados a la piel, y dependiendo de su concentración, pueden producir desde una pequeña descamación hasta un severo peeling. El ácido glicólico es muy utilizado y está presente en el caracol, produciendo una eliminación, muy suave, de las capas superficiales de las células muertas.

 

Recuerda que antes de comenzar su empleo, lo más recomendable es que lo consultes con un dermatólogo para conocer más acerca de su aplicación y beneficios.